6 alimentos ricos en colágeno

El colágeno es una proteína que ayuda de forma eficiente a mantener sanos y vigorosos los tejidos del cuerpo humano, de ahí a que sea tan importante su consumo para gozar de un organismo más sano no solo por fuera, sino también por dentro. Descubre como este y otros tantos nutrientes y vitaminas ayudan al cabello a crecer más rápido, y conseguir una apariencia más lozana y luminosa en Nutrición Sin Más.

Cabe recalcar que el colágeno, como la mayoría de las proteínas, solo se consigue en alimentos de origen animal, por lo que no existe ninguna fuente vegetal que lo provea. Dicho eso, no significa que solo debas comer carne para gozar de los beneficios de este nutriente, ya que el cuerpo también es capaz de segregar esta proteína por sí solo; esto con la ayuda de muchos alimentos, entre los que se encuentran vegetales y frutas, que estimulan su producción.

Los beneficios del colágeno son muchos, sobre todo para la estética de la piel, debido a que ayuda a que esta se mantenga tersa y con una apariencia más vigorizada. Para que goces de todos esos beneficios, en este artículo te hablaremos de los alimentos más ricos en colágeno, que pueden contenerlo de forma natural o estimular su producción dentro de tu organismo. Intégralos a tu dieta y enriquece tu piel, cabello, uñas y demás tejidos desde el primer momento.

 

  • Carnes: como destacamos anteriormente, la proteína animal es la principal fuente de colágeno externo que puede ingerir el ser humano; de hecho es la fuente primordial de la industria cosmética para conseguir esta proteína y utilizarla en la realización de sus productos. Las carnes que más colágeno contienen son la de pollo, de cerdo, pavo, pescado, venado, vaca, cabra, bisonte, caballo, venado o buey, entre otras. Es importante comerlas con moderación, y si tu intención es aumentar tu ingesta de colágeno, lo mejor es que complementes estos elementos con los otros que mencionaremos.
  • Pescado: ponemos por separado el pescado de las carnes a pesar de también ser una fuente de proteína. Si bien es cierto que el conteo de proteínas de colágeno que contiene es menor en comparación con las carnes de los animales antes mencionados, el pescado posee otro beneficio que refuerza las propiedades de ese nutriente.

El alto contenido en ácidos grasos como el Omega-3 ayuda a repotenciar los aportes que tiene el colágeno sobre todo para la piel de las personas. Esos dos nutrientes combinados no solo contribuyen a que consigas una piel más lozana y saludable, sino que también combaten las inflamaciones y ayudan a la mejor cicatrización. Los mejores pescados para consumir y hallar esos nutrientes son el salmón y el atún.

 

  • Gelatina: este producto proteico es derivado del colágeno, por lo que su composición cuenta con casi un 90% de este nutriente, lo que la convierte en uno de los alimentos con mayor concentración de esta proteína. Otro aspecto positivo de la gelatina es que está libre de carbohidratos, por lo que la puedes consumir sin obtener esos nutrientes de más que contribuyen al aumento del peso.
  • Frutos rojos: ahora si entramos en materia de los alimentos que si bien no contienen en ellos la proteína del colágeno, sí que cuando entran en contacto con el aparato digestivo humano ayudan a la segregación de ese nutriente. Algunos de estos frutos pueden ser las fresas, moras, cerezas o inclusive las manzanas de color rojo; todas ellas poseen un antioxidante conocido como licopeno que ayuda a la segregación de colágeno dentro del organismo.
  • Frutas con vitamina C: este nutriente es otro que resulta indispensable en la producción natural del cuerpo de colágeno; por eso es que si quieres gozar de los beneficios de esta proteína debes comenzar a comer piñas, kiwi, naranja, limón, mango, entre otros. Todos ellos contienen increíbles antioxidantes que no solo estimulan la producción del colágeno, sino que también combaten la aparición de arrugas y ayudan a mantener la piel más tersa.
  • Verduras: las mejores para estimular la producción de colágeno dentro del cuerpo son el repollo, la berza, la berenjena e incluso las espinacas; también aplican dentro de este apartado todas las verduras de color rojo, como los pimientos por ejemplo.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *