Dieta mediterránea para bajar de peso

La alimentación balanceada es completamente indispensable para el organismo. De ella depende que puedan desarrollarse enfermedades y todo tipo de dolencias, o por el contrario, llevar una vida saludable. No obstante, este tema no solo proporciona una calidad de vida física, sino que también tiene efecto en el ámbito psicológico. Es por eso que en este articulo hablaremos sobre la dieta mediterránea para bajar de peso.

Algunas veces hay que hacerle ajustes a la alimentación porque no cumple con los requerimientos que el cuerpo necesita. Principalmente, el objetivo de regular las comidas es porque se presenta una situación de sobrepeso. Puedes consultar algunas dietas bajas en carbohidratos que te trae Nutrición Sin Más, que harán que de manera sana se pueda llegar al peso adecuado.




Planificación de la dieta

Hay muchas maneras saludables de establecer dietas que, sin dañar o afectar al cuerpo humano, pueden ayudar a bajar de peso. Sin embargo, se presentan diversas variantes, como son la cantidad de dinero que debe invertirse para pagar los alimentos adecuados, o incluso costear instrumentos de cocina.

Es recomendable que el capital para invertir sea planificado mensualmente, es decir, que cada mes deben hacerse las compras necesarias para la dieta. Esto no quiere decir que la suma invertida no pueda aumentar. Dependiendo de cuanto dure la dieta, es probable que cada cierto tiempo, se tenga que invertir un poco más.

¿Cómo es la dieta mediterránea?

La dieta mediterránea para bajar de peso es una de la más usadas para adelgazar, debido a que cuenta con un amplio respaldo científico y médico al respecto. Consiste, principalmente, en aumentar el consumo de frutas, verduras, pescados, frutos secos, aceite de oliva y vegetales.

Al mismo tiempo, se deben dejar de consumir en exceso son las carnes rojas, grasas saturadas y azúcares. Además, es una dieta que debe complementarse tomando agua con elevada frecuencia y estableciendo rutinas de ejercicios.

Por qué elegir a la dieta mediterránea

Esta dieta ha sido analizada por múltiples estudios con distintos rigores científicos. La gran mayoría de ellos llegan a la conclusión que su aplicación permanente es beneficiosa para la salud. Incluso, puede llegar a reducir el riesgo de infarto de miocardio y otras enfermedades cardiovasculares.

Algunas sugerencias alimenticias para la dieta son:

  • Desayuno: puede ser pan integral, untado con aceite de oliva y trozos de frutas. Para beber, jugos naturales es lo más recomendado, aunque también un café con leche descremada es una opción inteligente.
  • Merienda matutina: básicamente frutas, pudiendo ser acompañadas de un yogur sin azúcar.
  • Almuerzo: las lentejas guisadas son una gran opción, así como los granos en general. Si  se opta por las carnes, las albóndigas resultan beneficiosas, y pueden ir acompañadas de vegetales, como zanahorias y papas. El pescado no se puede excluir. Posteriormente, se puede comer alguna fruta como fresa o melocotón acompañadas de nata.
  • Merienda vespertina: el queso fresco con miel es una buena opción, aunque los diferentes frutos secos también.
  • Cena: se recomienda ir por lo ligero en la noche, consumiendo ensaladas mixtas o exclusivamente de vegetales. Además, un pescado al horno también puede ser muy beneficioso, al igual que el pollo asado. Un yogur firme sería una buena forma de concluir una rica cena mediterránea.

¿Como ayuda la dieta mediterránea para bajar de peso?

Todos los cuerpos son diferentes, por lo que siempre es necesario contar con la ayuda de un nutricionista que te permita adaptar tu dieta. Sin embargo, si estás enfocado en hacer la dieta mediterránea para bajar de peso, es importante que tengas en cuenta algunos consejos.

  1. Debe reducirse a niveles mínimos el consumo de grasas, pudiendo ser entre un 30% y un 10%.
  2. El pescado y pollo debe consumirse por lo menos dos veces a la semana en una buena proporción.
  3. La cantidad de huevos consumidos no debe ser superior a siete en la semana.
  4. Diariamente se debe consumir, yogures, quesos y leches. Los lácteos son beneficiosos para una buena parte de las personas con sobrepeso.
  5. Las carnes rojas deben mezclarse con diferentes vegetales con distintas cargas. Un filet de carne de res puede ir de maravilla con acelga, espinaca, o cualquier otro vegetal de este tipo que haga su digestión más pasajera.
  6. Al ser la vid un producto típico del Mediterráneo, las copas de vino en el almuerzo son muy aceptadas.
  7. Es indispensable tomar como mínimo dos litros de agua a diario, además del consumido con las comidas.
  8. Los jugos concentrados de frutas y verduras son una de las mejores opciones. Probar en la mañana un jugo de naranja, zanahoria y remolacha es muy saludable.
  9. Controlar el consumo de harinas, debido a que aumenta los carbohidratos simples que son los primeros que generan sobrepeso.
  10. También, son muy efectivas las infusiones como complementos para la dieta. Es recomendable que sean completamente naturales y contribuyan a la digestión.
  11. El pan es un elemento alimenticio de todo el Mediterráneo. Al estar fabricado de harina, es carbohidrato, por lo que se recomienda moderar su consumo y que, cuando se haga, se opte por presentaciones integrales y tostadas.




Tambien puedes enterarte de los beneficios de la moringa dando clic en la liga.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *